VIAJE EXPRÉS A FLORENCIA:


 

“Hacía tiempo que habíamos pensado visitar esta ciudad, pero no había sido posible por cuestiones de la vida del voluntario. Nos dijeron que en un fin de semana podías ver más o menos todo así que nos decidimos, por si no teníamos otra oportunidad. En tren desde Savona son unas 4 horas dependiendo de los cambios, así que salimos prontito y antes del mediodía estábamos allí. La estación de Santa María Novella es la más cercana al centro y para dormir elegimos un hostel barato del centro.

El primer día nos dio tiempo a visitar casi todo lo más céntrico: Iglesia de Santa María de Novella, Plaza del Duomo, Plaza de la Señoría, Galleria Uffizi, los tres puentes principales: Santa Trinità, Vecchio y Grazie, Piazza della Repubblica, Palazzo Pitti etc. Encontramos un mercado de comida típica de diferentes países. Comimos en Vìa dei Negri porque vimos dos sitios de bocadillos bastante famosos, pero la espera era de al menos dos horas así que decidimos sentarnos en un sitio cercano a comer pizza. 

Las calles con más afluencia de gente y más comercios son las que salen de la plaza del Duomo, encontraréis tiendas de todo tipo e incluso mercadillos por la calle. Lo más típico en la ciudad es el cuero. Entrar a la mayoría de museos e iglesias tiene coste aproximado de unos 8 euros en adelante, por lo que por tiempo y economía nos hizo descartarlo. Así que me quedan bastantes cuentas pendientes por las que volver a la ciudad.

Para mí lo más recomendable de todo fue el Piazzale Michelangelo desde dónde hay unas vistas preciosas de toda la ciudad, sobre todo al atardecer, aunque es cierto que hay mucha menos gente en el resto del día. El segundo día aprovechamos para ir a primera hora al único museo al que pensamos que tendríamos tiempo de visitar: Galleria dell’ Accademia. Intentamos utilizar la tarjeta Yoputhpass para tener precio reducido, pero no nos la aceptaron, supongo que por ser mayores de 25 años. Así que nuestro consejo es que la entreguéis por si acaso.

Pasamos por la sinagoga, Basilica della Santa Croce, y terminamos en la Piazza del Mercato. Aprovechamos para ver detalles que se nos hubieran escapado. Si os decidís a ir espero que lo disfrutéis tanto como nosotras, y podáis entrar a más museos, porque es una ciudad con arte por todos lados y merece mucho la pena.”

 

 

Written by 

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *